El comercio y la artesanía en Internet

Del mercado local al mercado global

El avance de la tecnología y la facilidad y velocidad de acceso a Internet, ha modificado nuestra manera de realizar las compras e incluso está modificando los espacios en las que las realizamos.

Todo móvil

Hasta hace poco tiempo vivíamos sin smartphones, desconocíamos lo que las aplicaciones móviles podían llegar a realizar y, por supuesto, no existía la compra online, herramientas que ahora, diez años después, nos parecen imprescindibles.

4 de cada 10 utilizan móvil para comprar

Nuevos modelos de tiendas

Todos estos cambios están provocando que aparezcan nuevos modelos de tiendas, en las que la ubicación no es lo más importante, donde el cliente puede probarse modelos en escaparates virtuales, donde podemos pagar sin necesidad de “pasar por caja” utilizando únicamente nuestro móvil.

De esta forma, ya no nos resultan extraños los probadores virtuales, ni el uso de los ibeacons, que a través de la tecnología bluetooth permiten enviar ofertas personalizadas a nuestro cliente cuando se encuentra cerca o dentro de nuestra tienda. Y en un futuro próximo hablaremos de los cambios que traerá consigo la evolución de la inteligencia artificial, los wearables y el internet de las cosas.

Nuevos modelos de clientes

También han generado nuevos modelos de cliente. Clientes que buscan la inmediatez, la sencillez en el proceso de compra, que conocen y se informan sobre el producto antes de decidir comprarlo y, por encima de todo, que buscan la personalización tanto de la oferta como del producto. El cliente que acudía a “su tienda” a informarse sobre determinado producto está desapareciendo.

Es un cliente heterogéneo, único, y como tal, busca que su experiencia de compra también lo sea. Gracias a ello, o quizá provocado por ello, el mundo del retail está experimentando importantes cambios en los últimos años.

Los cambios del cliente han obligado a las tiendas, tanto offline como online, a evolucionar para adaptarse. Las tiendas offline han tenido que buscar la personalización de la experiencia, mientras que las online han tenido que ir buscando también su presencia en el mundo offline, o a través de ubicaciones temporales, las pop-ups, o con los puntos de click and collect para la recogida de las compras que el cliente realiza en su tienda. De todo ello se deduce que las posibilidades de cambio y de crecimiento en “ambos mundos” son incuestionables.

Ticket promedio asciende a 80 €

Grandes datos al servicio de la experiencia de compra

Una de estas herramientas de crecimiento, que además nos permitirá realizar la personalización de la experiencia de compra de forma más correcta, es el manejo del big data. El análisis de toda la información que ahora disponemos de nuestro cliente, y que él mismo nos facilita, a la hora del registro o mediante las redes sociales, deben permitir que nuestro comercio tenga una ventaja sobre nuestra competencia. Pero, para ello, debemos ser conscientes de la necesidad de una estrategia global entre nuestra tienda offline y nuestra tienda o presencia online, haciéndolas complementarias, buscando lo que se ha denominado omnicanalidad, es decir, estar allí donde nuestro cliente está.

Porque debemos tener claro que nuestro cliente ya está. Ya se ha posicionado en este nuevo mundo hiperconectado.

ORGANIZAN:

COLABORAN:

FINANCIAN:

unioEuropea